¿Qué es un suelo de hormigón pulido?

Los suelos o pavimento de hormigón pulido se encuentran ya en una multitud de instalaciones debido a su apariencia visual atractiva, consiguiendo una sensación de limpieza realmente única.

Factores como la estética, durabilidad o mantenimiento sencillo han logrado que el suelo de hormigón pulido se convierta en tendencia en zonas interiores como centros comerciales, almacenes o almacenes industriales, o en zonas exteriores como aparcamientos, centros comerciales o pistas deportivas.

¿Qué es el hormigón pulido?

El hormigón pulido nace como resultado de extender, nivelar y fratasar una solera de hormigón. Como paso final, sobre la superficie fresca se añaden unos aditivos y productos químicos logrando endurecer la superficie y consiguiendo una óptima consistencia.

Si se desea, se puede puilir y lijar el suelo para obtener un aspecto elegante y original.

¿Es lo mismo el suelo de hormigón impreso que el hormigón pulido?

No. Los dos suelos nacen del hormigón, que les permite obtener una alta resistencia, pero se diferencian en el acabado de la capa de rodadura.

Los pavimentos de hormigón pulido están, valga la redundancia, pulido en su superficie con una máquina para lograr un pavimento liso, sin rugosidades. El hormigón impreso es rugoso y se aplica un molde para conseguir formas geométricas y dibujos.

El suelo de hormigón pulido en detalle

El suelo de hormigón pulido tiene 4 partes. El no aplicar de forma correcta alguna de estas 4 partes o fases será un factor fundamental a la hora de conseguir un acabado final de calidad y duradero.

Capas de hormigón pulido

Los pasos básicos son:
1º.- Preparar el terreno. Se deberá limpiar, nivelar y compactar la superficie.
2º.- Capa impermeabilizante de polietileno. Es la barrera contra la humedad que se transmite por capilaridad.
3º.- Juntas de construcción. Se trabaja en distintas fases y solo en muy pocos casos es evitable esta fase. Permiten absorber cargas móviles, dilataciones o gradientes térmicos.
4º.- Hormigón, mallazo y fibras. Se vierte el hormigón sobre el armado. Esto evitará las fisuras en el hormigón. El mejor acabado se consigue con mallazo y fibras.
5º.- Capa de rodadura. Se compone de áridos minerales y cementos especiales (para lograr un color específico). En esta etapa final se define el dibujo del hormigón (hormigón impreso) o el pulido, que se realiza con máquinas industriales específicas para estos trabajos.