¿Cómo quitar manchas del mármol?

Las manchas de mármol son muy visible… y no hay nada que moleste más que intentar limpiarlas sin ver resultados.

Un mancha de mármol… ¿de qué?

Si quieres limpiar una mancha de tu mármol lo primero es saber el origen de la mancha. Lo más habitual es:

– Mancha de moho o humedad en el mármol

Si nuestro mármol solo tiene una mancha de moho o de humedad la solución, en principio, es muy sencilla. Generalmente será suficiente la limpieza mediante un cepillo de cuerdas suaves humedecido con agua para quitar la mancha. Es importante efectuar esta limpieza lo antes posible para aumentar la probabilidad de que se limpie nuestra mancha. En la medida de lo posible debemos aplicar alguna medida para eliminar la humedad si vemos que vuelve a aparecer. Es importante que el moho o la humedad no se “apropie” del mármol.

– Manchas de líquidos (refrescos, vino, café…) en el mármol

Aquí tenemos dos opciones para intentar quitar las manchas en el mármol y solucionar el problema:
Podemos decidirnos a probar una de las muchas soluciones caseras para limpiar manchas en mármol. Estas soluciones muchas veces funcionan, pero a la vez también asumimos un pequeño riesgo ya que hay muchos tipos de mármoles, y cada uno tiene unas características distintas que pueden reaccionar de una forma u otra a cada líquido o producto. Algunas de estas soluciones son: el limón, vinagre blanco, bicarbonato, bórax, etc. Siempre que utilicemos soluciones de este tipo debemos tener en cuenta el mármol puede dañarse si se expone a ácidos y álcalis fuertes. Por lo tanto, recomendamos hacer siempre primero una pequeña prueba en una parte poco visible para ver la posible reacción y si puede funcionar o al menos no afectar nuestro mármol; y limpiar muy rápido para que no afecte el color o brillo de nuestro mármol.

La otra opción es comprar un producto quitamanchas certificado para mármol, el cual nos garantizará una mayor efectividad y seguridad a la hora de cuidar nuestro mármol, ya que será un producto diseñado específicamente para esta función. En este caso, debemos seguir las instrucciones de utilización del fabricante de cada producto.